Jul 032015
 

El propietario tarda (18-24 meses) en vender su casa, según datos de TINSA, por el contrario las inmobiliarias de AFILIA registran una media de 6 meses para vender una propiedad.
“El no tengo prisa” puede jugar una mala pasada a los propietarios, cuanto más tiempo está a la venta una casa, más se va devaluando.

La casa también es un bien perecedero, de la misma forma que los tomates en el mercado, que a primera hora lucen esplendorosos a un precio competitivo con el resto de tomates del mercado, según pasan las horas el tomate pierde frescor, las señoras lo han toqueteado, eligen las mejores piezas. Los tomates que quedan ya no valen 4,50 €/kilo y se baja el precio, pero ya no hay interés, las compradoras ya han hecho su compra. Al final del día el valor del tomate se sigue devaluando cuando no acaba en el cubo de la basura.

Tomates baja

A su casa le ocurre exactamente igual que a los tomates. Los mejores clientes aparecen en los tres primeros meses de comercialización del inmueble. Los compradores van a elegir las mejores ofertas (calidad-precio) en la zona, si su casa no es competitiva en precio irá perdiendo valor, hasta que al final no tenga más remedio que vender a un precio inferior.

¿Merece la pena ponerse en manos de un experto para vender su casa?. Absolutamente sí. El agente inmobiliario conoce las viviendas existentes en la zona ( el resto de tomates de la plaza) y también conoce a las compradores ( las señoras del mercado). Sabrá cómo atraerlas durante el tiempo en que se comercializa mejor el inmueble, y en una posible negociación, defenderá sus intereses.

Los expertos inmobiliarios no venden casas, asesoran e intermedian en el proceso de compraventa para que UD. gane dinero.

Be Sociable, Share!

 Leave a Reply

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

(required)

(required)